¿Qué es la logopedia?

25/07/2019
La logopedia es una disciplina dinámica y en continuo desarrollo que engloba la investigación, diagnóstico, evaluación, tratamiento,  y prevención de los trastornos de la comunicación humana y funciones asociadas. El director del Grado en Logopedia (interuniversitario: Uvic-UCC, UOC), Dr. Alfonso Igualada, nos explica las funciones y patologías relacionadas con esta profesión sanitaria.

 

La película el “Discurso del rey” de 2010, en la que un especialista ayuda al rey Jorge VI a mejorar la disfemia (comúnmente conocida como tartamudez) y recuperar su autoestima, ayudó a visibilizar la figura del logopeda. Tanto que incluso aumentaron las visitas a este tipo de profesionales. El logopeda no solo puede tratar algunos trastornos del habla, como la disfemia, sino que también puede mejorar las dificultades comunicativas, ya sean derivadas de problemas de la voz, el habla, el lenguaje, la audición y, también, ayuda a mejorar las funciones no verbales, como la deglución, no solo centrándose en la persona que sufre la dificultad, sino también en las necesidades comunicativas de los individuos que se relacionan con esta persona, lo que supone además una mejora del entorno.

¿Qué es un logopeda?

La logopedia en España evoluciona de un estudio de especialización, después a una diplomatura y posteriormente a un grado de logopedia. Como explica el director del Grado en Logopedia (interuniversitario: Uvic-UCC, UOC), de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, Dr. Alfonso Igualada, “esto es positivo ya que nos igualamos a los créditos de formación de otros países de Europa, América, Australia, entre otros, y que son necesarios para adquirir las competencias necesarias para una profesión sanitaria vinculada a la salud de la comunicación”.

Pero ¿qué hace realmente un logopeda? 

«El logopeda tiene un rol decisivo en la salud de la deglución y la comunicación humana. Es decir, los logopedas ayudamos a la sociedad a conocer la diversidad de una habilidad como el lenguaje, que nos caracteriza como humanos y media nuestra actividad diaria. Pretendemos mejorar la salud y la calidad de vida de las personas con patología del lenguaje y de la comunicación. Pero también hacemos posible que las personas puedan tragar, beber o respirar de forma segura, que podamos producir sonidos con la voz o que podamos comprender el lenguaje escrito, entre otras funciones de la comunicación y deglución humana.La logopedia es una disciplina dinámica y en continuo desarrollo, que se ocupa a grandes rasgos de la investigación, diagnóstico, tratamiento, y prevención de las patologías de la comunicación, lenguaje, habla, voz, audición y otras funciones orales, como la deglución”, indica el Dr. Alfonso Igualada. 


«Los logopedas pretendemos mejorar la salud y la calidad de vida de las personas con patología del lenguaje y de la comunicación«


Los logopedas que ejercen la profesión dentro del ámbito español deben seguir el Código Deontológico del Consejo General de Colegios de Logopedas (CGCL) y hacer respetar sus principios. El CGCL vigila que las actividades logopédicas tengan en cuenta el impacto cultural y la diversidad lingüística de sus usuarios y recomienda el uso de técnicas basadas en la evidencia para asegurar resultados óptimos.

Funciones de un logopeda

Este profesional sanitario, que centra su trabajo en la investigación, prevención, evaluación, intervención y prevención, trata las alteraciones de la comunicación, el lenguaje oral, lenguaje escrito (lectura y escritura), el habla, la voz, la audición y de las funciones orales asociadas (respiración, masticación y deglución) mediante técnicas terapéuticas propias de su disciplina.

Como muestra este documental, elaborado por el Consejo General de Colegios de Logopedas sobre la profesión, el logopeda hace algo más que enseñar a pronunciar la erre, ayuda a mejorar el uso de la voz  como herramienta de trabajo mediante terapia postural, permite tratar la afasia o la disartria de pacientes neurológicos que han sufrido una lesión cerebral, ayuda a minimizar el proceso de deterioro del lenguaje que produce la demencia o la disfamia, entre otros.

La campaña de comunicación  “Un logopeda hace mucho más que piensas” del Col.legi de Logopedes de Catalunya, también tiene como objetivo explicar todas las funciones que este profesional puede realizar para tratar la comunicación humana. 

“La visibilización del campo de conocimiento de la logopedia es crucial para que las políticas incluyan la intervención de estas patologías en nuestro sistema público de educación y salud”, añade el Dr. Igualada.

En este sentido,  el profesor de logopedia añade: «desde la universidad debemos reivindicar un área de conocimiento e investigación que nos corresponde, por ejemplo, recientemente los representantes de los programas universitarios de Logopedia (Conferencia de Decanos de Logopedia de las Universidades Españolas – CDLUE) nos hemos reunido para avanzar la solicitud de la creación del área de conocimiento de logopedia»

Reunión de la Conferencia de Decanos de la Logopedia en las Universidades Españolas (CDLUE) junto a representantes CGCL y de AELFA
Reunión de la CDLUE junto a representantes CGCL y de AELFA

 

Otras campañas interesantes difundidas en Twitter, como #pormaslogopedasensanidad 

#MásLogopedasEnElSNS o  #logopedasenneonatos, reivindican la inclusión de la figura del logopeda en el sistema sanitario.

Ámbitos de la logopedia

Los logopedas intervienen en todas las etapas de la vida en las que se presenten alteraciones de la comunicación y del lenguaje y lo hacen desde distintos ámbitos. Engloba desde la atención temprana en población infantil hasta la intervención en la adolescencia, edad adulta o en la tercera edad.

Un logopeda puede realizar  su labor en diferentes actividades en el sector sanitario, en servicios sociales, centros educativos o de rehabilitación, en empresa de seguros y mutuas, en asistencia a domicilio, distintas clínicas (audiología, odontología, odontopediatría…), gabinetes de foniatría y psicopedagógicos, asociaciones y ONG’s, escuelas de doblaje e incluso en medios de comunicación.

Básicamente, el logopeda ejerce en tres ámbitos:

  1. Sanitario
  2. Educativo
  3. Social

Además de realizar investigación relacionada con el desarrollo y trastornos de la comunicación y el lenguaje.

Logopedia: trata más de 20 patologías

El logopeda puede tratar más de 20 patologías diferentes relacionadas con los procesos de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la audición y otras funciones orales (respiración, masticación, succión, deglución), entre ellas:

  1. Apraxia del habla
  2. Afasia
  3. Disartria 
  4. Disfagia 
  5. Disfemia
  6. Trastornos de resonancia
  7. Trastornos respiratorios
  8. Trastornos de la voz
  9. Trastornos del lenguaje escrito (lectura y escritura)
  10. Trastornos del desarrollo del lenguaje o Trastorno específico del lenguaje
  11. Trastornos del habla
  12. Trastorno del espectro autista
  13. Síndromes genéticos
  14. Discapacidad intelectual
  15. Sobredotación intelectual
  16. Prematuridad con afectación del lenguaje
  17. Mutismo selectivo
  18. Ceguera
  19. Síndrome de Williams
  20. Parálisis cerebral
  21. Trastornos del aprendizaje
  22. Trastornos miofuncionales (deglución atípica, mal posicionamiento dentario)
  23. Pérdida de audición
  24. Trastornos del sistema de equilibrio
  25. Trastorno del procesamiento auditivo central
  26. Tinnitus 
  27. Cáncer de cabeza y cuello
  28. Labio leporino y paladar hendido
  29. La traqueotomía y la dependencia del ventilador
  30. Demencia
  31. Parkinson
  32. Daño en el hemisferio derecho
  33. Daño cerebral sobrevenido (ictus…)
  34. Patologías con necesidades de comunicación aumentativa y alternativa
  35. Patologías de la voz profesional (docentes, cantantes…)
  36. Voz para población transgénero

Como explica el Dr. Igualada, “el futuro de la logopedia es la especialización. Nuestro en campo se encuentra en pleno desarrollo y esta especialización será posible gracias a la práctica basada en evidencias y a la investigación. Debemos celebrar que poco a poco contamos con más logopedas con doctorados. El interés por la investigación se demuestra con la presencia de las dos revistas de investigación de nuestro contexto: la Revista de Investigación en Logopedia y la Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología”.

1.- Logopedia en salud

Para llevar a cabo su trabajo en el ámbito sanitario, tanto a nivel hospitalario como extrahospitalario, el logopeda necesita colaborar de forma multidisciplinar con otros profesionales. Esta colaboración es especialmente evidente en el ámbito clínico en el que otros profesionales de la salud (neurólogos, otorrinolaringólogos, odontólogos, cirujanos maxilofaciales, médicos rehabilitadores, pediatras, geriatras, digestivo, nutricionistas, fisioterapeutas, etc.) prescriben la necesidad de realizar estos tratamientos logopédicos. 

«A algunas personas todavía les suena extraño que los logopedas trabajemos conjuntamente con los odontólogos para mejorar la estructura dentaria en niños y adultos. Existe una gran preocupación por la estética y salud de los dientes, pero la estabilidad de la estructura dentaria solo se consigue con un equilibrio en la dinámica funcional del sistema estomatognático (órganos y tejidos que permiten las funciones fisiológicas de comer, hablar, masticar, deglutir, sonreír, expresiones faciales, respirar, besar o succionar)” apunta el director deGrado en Logopedia (interuniversitario: Uvic-UCC, UOC), Dr. Alfonso Igualada.

2.- Logopedia en educación

La logopedia en el ámbito escolar trata las alteraciones del lenguaje oral y escrito que pueden darse en el niño, e interviene en el tratamiento en etapa del desarrollo escolar.

3.- Logopedia en el ámbito social

El  trabajo del logopeda en este campo es también muy amplio, y abarca desde la asesoría a organizaciones de colectivos que presentan discapacidades o necesidades especiales de comunicación.


«Los logopedas trabajamos conjuntamente con los odontólogos para mejorar la estructura dentaria en niños y adultos»


Un poco de historia sobre logopedia

La logopedia está ampliamente reconocida desde hace más de cincuenta años. La profesión de logopeda se consolida tras ser reconocida mediante el Real decreto 1419/1991, del 30 de agosto, que establece el título universitario de diplomado en logopedia. Los estudios para la obtención de este título, ya se imparten en España y la creación de los colegios profesionales de logopedas en distintas comunidades autónomas supone un impulso a esta profesión y un paso más en su reconocimiento.

Los estudios de Logopedia se establecen en las universidades españolas como estudios de Grado desde el curso académico 2010-2011. Los logopedas además de trabajar en medios sanitarios, socio-sanitarios y educativos, ejercen la profesión de forma privada. 

 

Enlaces de interés:

Sobre el autor

Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC

Comentarios

Deja un comentario