¿Qué son los disruptores endocrinos?

12/09/2019
La endometriosis o el síndrome de ovario poliquístico parecen estar relacionados con la exposición a disruptores endocrinos (EDCS). La profesora de los estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, Marta Massip, nos explica qué son los disruptores endocrinos y el efecto de estos contaminantes hormonales en la salud de la mujer.

 

El sistema endocrino es el sistema de comunicación interno del organismo que permite la conexión entre los diferentes tejidos y órganos mediante unas moléculas mensajeras que se llaman hormonas. Estas sustancias son secretadas por las glándulas endocrinas y viajan en la sangre en concentraciones muy bajas para ejercer su función en células y tejidos remotos. El sistema endocrino controla procesos vitales para el organismo como, por ejemplo, la diferenciación celular de distintos órganos durante la etapa de desarrollo embrionario, también controla el metabolismo, las funciones asociadas a la reproducción y al sistema inmunológico, etc.

La comunicación entre tejidos y órganos es fundamental para que el organismo funcione correctamente y, por lo tanto, las hormonas tienen un papel muy importante en la salud. «Cualquier elemento capaz de perturbar el equilibrio hormonal tendrá un impacto directo en la salud de cualquier ser vivo», explica la profesora de los estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, Marta Massip.

¿Qué son los disruptores endocrinos?

Los disruptores endocrinos (EDCS) son sustancias químicas exógenas capaces de actuar como hormonas y, por lo tanto, pueden interferir en los procesos mediados por ellas generando desequilibrios hormonales que pueden desencadenar daños en el sistema reproductor, en el sistema inmunitario, alteraciones del sistema neurológico o enfermedades metabólicas, entre otras. La exposición de los seres humanos a los EDCS ocurre vía ingesta, inhalación o vía dérmica.


Cualquier elemento capaz de perturbar el equilibrio hormonal tendrá un impacto directo en la salud de cualquier ser vivo


¿Dónde se encuentran los contaminantes hormonales?

El informe de la OMS-UNEP del 2012: Endocrine Disrupting Chemicals reconoce que cerca de 800 sustancias químicas son o se sospecha que son EDCS. Estas sustancias incluyen productos presentes en alimentos (pesticidas, ftalatos, BPAs y compuestos fluorados presentes en los recipientes y utensilios de cocina), cosméticos (parabenos, almizcles sintéticos, benzofenonas), productos de limpieza (triclosán, parabenos), objetos domésticos (óxido de butil estaño, 4-MBC, COVs, BPAs, pirorretardantes bromados), productos industriales (disolventes, resorcinol), etc.

¿Qué efectos tienen los EDCS en la salud de la mujer?

No hay un nivel de exposición seguro y hay que tener en cuenta que la exposición simultánea y constante a diferentes EDCS hace que estos puedan actuar conjuntamente produciendo efectos negativos sinérgicos o aditivos. 

Los periodos de exposición especialmente críticos son durante la formación embrionaria y la infancia, ya que son etapas en las que las hormonas actúan sobre el desarrollo y la diferenciación celular de manera más contundente al estar el organismo en formación. La exposición a disruptores endocrinos durante estas etapas puede generar efectos negativos permanentes en la salud del individuo que pueden manifestarse décadas después de la exposición.

En los adultos, los efectos suelen ser reversibles y disminuyen si se reduce la exposición, no obstante, es importante destacar que los efectos de los EDCS pueden transmitirse a los descendientes mediante cambios epigenéticos. 


La exposición a disruptores endocrinos durante la formación embrionaria y la infancia puede generar efectos negativos permanentes en la salud del individuo


Como advierte Marta Massip, «las mujeres debido a sus características hormonales, a su mayor presencia de tejido graso y a sus roles profesionales y sociales suelen ser más vulnerables a la exposición a contaminantes hormonales».

La exposición a EDCS, especialmente durante el desarrollo uterino, parece estar relacionada con pubertad precoz, reducción de la fertilidad, problemas durante el embarazo, cáncer de mama, endometriosis y síndrome ovario poliquístico.

De entre todos estos problemas de salud de la mujer, la endometriosis y el síndrome de ovario poliquístico (SOP) son los de mayor prevalencia en mujeres en edad reproductiva. 

La endometriosis es un trastorno que se produce cuando el tejido uterino crece fuera del útero (generalmente en la cavidad abdominal) ocasionando dolor crónico pélvico e infertilidad. 


La endometriosis y el síndrome de ovario poliquístico (SOP) son los de mayor prevalencia en mujeres en edad reproductiva


La exposición a EDCS, como el bisfenol A y B, ftalatos, plaguicidas organoclorados, dioxinas y bifenilos polibromados y policlorados, parece estar relacionada con el desarrollo y progresión de la endometriosis.

En cuanto al síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una alteración del sistema endocrino y se caracteriza porque las mujeres que la padecen pueden mostrar problemas de anovulación, problemas menstruales, infertilidad, hirsutismo, obesidad y síndrome metabólico. Diversos estudios ponen de manifiesto la relación entre la exposición a BPA y  ftalatos.

¿Cómo podemos minimizar su efecto en la salud?

«La mejor prevención es evitar al máximo posible la exposición a los EDCs en nuestra vida cotidiana. Gestos sencillos como sustituir los recipientes plásticos por recipientes de cristal para nuestros alimentos o bebidas, fijarnos en las etiquetas de los cosméticos o productos de limpieza que usamos y optar por productos más naturales, utilizar materiales naturales para nuestras casas etc. tendrán un impacto positivo en la salud de la población en general y en particular en la de las mujeres», concluye Marta Massip.

 

Referencias:

  • Endocrine disrupting chemicals and reproductive disorders. Polycystic ovary syndrome and environmental toxins
  • Aleksandra Zofia Rutkowska, Evanthia Diamanti-Kandarakis. Fertility and Sterility. Volume 106, Issue 4, 15 September 2016, Pages 948-58
  • State of the science of endocrine disrupting chemicals 2012 / edited by Åke Bergman, Jerrold J. Heindel, Susan Jobling, Karen A. Kidd and R. Thomas Zoeller.
  • Alteradores endocrinos y desórdenes metabólicos y reproductivos: perspectivas futuras. Jaime Mendiola Olivares, Mariana F Fernández, Angel Nadal, Nicolás Olea, Manuel Tena-Sempere, Alberto Manuel Torres-Cantero Vol. 14, Núm. 1 (2014)  Mendiola Olivares
  • Schug TT, Johnson AF, Birnbaum LS, et al. Minireview: Endocrine Disruptors: Past Lessons and Future Directions. Mol- Endocrinol. 2016 Aug;30(8):833-47. doi: 10.1210/me.2016-1096.
  • State of the art assessment of endocrine disrupters. Final report. Andreas Kortenkamps A et al. Brussels: European Comission, DG Environment, 29 January 2012.
  • Disruptores endocrinos: Nuevas respuestas para nuevos retos. Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS), octubre de 2012

Sobre el autor

Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC

Comentarios

Deja un comentario