3 retos para la igualdad de género en las Ciencias de la Salud

04/03/2020
retos igualdad género Foto: chloe s. en Unsplash

A pesar de los avances en la lucha feminista todavía queda camino por recorrer hacia la igualdad en muchos ámbitos de la sociedad, y la Salud es uno de los puntales donde hay que prestar especial atención. Desde los Estudios de Ciencias de la Salud, celebramos el 8 de marzo, el Día de la Mujer, reivindicando tres retos para la igualdad de género entre mujeres y hombres en esta disciplina.

1. Incluir la perspectiva de género en la investigación de las enfermedades neurológicas

Falta una perspectiva de género en el estudio de las enfermedades neurológicas, sobre la sintomatología, incidencia, prevalencia, etc., para poder actuar con más concreción en cada caso, puesto que hombres y mujeres presentan casuísticas concretas y diferentes. La depresión, la ansiedad o el ictus son más prevalentes en las mujeres, por ejemplo. Así mismo, la perspectiva de género también debe aplicarse en la investigación: hay pocas mujeres liderando grupos de investigación, con el consecuente sesgo de visión masculina en los trabajos, enfoques e interpretación de resultados.

2. Romper con los estereotipos de los roles en el cuidado de personas

trabajo social sanitario
Foto: Joshua Hoehne en Unsplash

En las tareas de cuidado de personas enfermas aún hoy en día siguen vigentes los roles preestablecidos socialmente para mujeres y hombres, decantándose esta responsabilidad claramente hacia la vertiente femenina. El trabajo social sanitario es una de las pocas profesiones que tiene en su mano influir directamente en estos estereotipos. Desde el máster universitario en Trabajo Social Sanitario desarrollamos competencias profesionales en el alumnado para que en su ejercicio diario, dada la naturaleza de sus intervenciones -personas enfermas que necesitan ser cuidadas-, no se asignen roles de manera preestablecida según el género.

3. Igualdad de género en el derecho a la alimentación

A nivel mundial, las mujeres también tienen más deficiencias nutricionales que los hombres. En la crisis global de la alimentación ellas son las afectadas por la desigualdad ya que culturalmente suelen estar más alejadas del poder y de los recursos y, por tanto, tienen más dificultades para acceder a los alimentos, producirlos y consumirlos adecuadamente. El reto aquí es aplicar el derecho de las mujeres a alimentarse a sí mismas con dignidad, con igual acceso a los recursos económicos y a un trabajo decente, junto con el derecho a la propiedad de la tierra, al crédito, a los recursos naturales y a la tecnología. Éste fue precisamente el objetivo de la Semana por el derecho a la alimentación 2019, y la temática del monográfico de la Biblioteca de la UOC.

Estos retos para la igualdad de género se han listado con la colaboración de las profesoras de los Estudios de Ciencias de la Salud: Alicia Aguilar, Anna Bach, Marina Bosque, Dolors Colom, Diana Díaz, Laura Esquius, Marta Massip, Elena Muñoz, Cristina O’Callaghan i Raquel Viejo.

Autor / Autora
Editora i redactora de continguts dels Estudis
Comentarios
Deja un comentario