¿Existe una dieta para vivir muchos años?

10/12/2019
dieta y envejecimiento

¿Quieres saber qué comer para envejecer mejor? La directora del Máster Universitario en Nutrición y Salud de la Universitat Oberta de Catalunya, Dra. Alicia Aguilar, nos explica en esta entrevista las últimas evidencias científicas sobre alimentación, dieta y envejecimiento.

¿Qué relación hay entre dieta y envejecimiento? Envejecer es un proceso continuo que tiene lugar durante toda la vida. Por ello, nuestro estado de salud en esa etapa estará muy condicionado, no solo por lo qué comamos en ese momento sino por nuestra alimentación a lo largo de toda la vida. Este fue precisamente el tema que centró el “Encuentro Luso-Español sobre Envejecimiento y bienestar en la ciudad”. El director de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, Dr. Ramon Gomis, y los profesores Francesc Saigí y la directora del Máster Universitario en Nutrición y Salud, Dra. Alicia Aguilar asistieron a esta jornada que se celebró en Cascáis (Portugal) el 23 y 24 de noviembre.

Hemos querido saber más sobre este tema y hemos entrevistado a la Dra. Alicia Aguilar y esto es lo que nos ha contado.

 

¿Por qué tiene especial interés hablar de dieta y envejecimiento?

En la actualidad, las personas de más de 65 años representan más del 17% de la población en la mayoría de países llamados desarrollados. En el caso concreto de Portugal y España, los mayores de 65 suponen el 21 y  19% respectivamente y en ambos la esperanza de vida supera los 80 años.

En este contexto donde hay y habrá un progresivo envejecimiento de la población, y considerando además que queremos vivir no solo más y sino mejor, los estilos de vida  son importantes. Y, como parte de ellos, la alimentación es, sin duda, un aspecto relevante que puede ayudarnos a conseguir años de vida y mantener la calidad de vida en esta etapa.


La alimentación es un aspecto relevante que puede ayudarnos a conseguir años de vida y mantener la calidad de vida en esta etapa


¿Existe entonces una dieta para vivir muchos años?

Bueno, no podemos afirmar eso. Pero es cierto que ha habido estudios que han intentado caracterizar patrones dietéticos asociados con la longevidad y se han centrado en analizar la ingesta alimentaria de personas especialmente longevas.

Los resultados de estos estudios muestran que las poblaciones con prevalencia inusualmente alta de centenarios tienden a ser poblaciones muy activas físicamente, no obesas y de baja estatura lo que sugiere un cierto grado de restricción calórica (RC).

La restricción calórica a largo plazo, sin desnutrición, con una ingesta adecuada de nutrientes podría producir varias adaptaciones metabólicas, que reducen el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular o cáncer. No obstante, es posible que algunos de estos efectos beneficiosos no se deban exclusivamente a la restricción calórica, pues hay estudios que apuntan a que el grado y el tiempo de inicio de la RC, el momento de la ingesta de alimentos y la composición de la dieta  juegan también un papel importante en la promoción de la salud y la longevidad. 


La restricción calórica  a largo plazo, sin desnutrición, con una ingesta adecuada de nutrientes podría producir varias adaptaciones metabólicas que reducen el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular o cáncer


¿Qué podemos decir entonces de la composición o la calidad de la dieta y su incidencia en el envejecimiento?

Diferentes estudios epidemiológicos han hallado que dietas basadas en vegetales, pescados, aceite de oliva y menor consumo de alimentos procesados se asocian con una mejor salud cardiovascular, un menor deterioro cognitivo y una mayor longevidad. Entre estas investigaciones podemos citar por especial proximidad a nuestro entorno los estudios relacionados con el patrón de alimentación de la Dieta Mediterránea, por ejemplo. 

En este sentido,  el balance de macronutrientes de las dietas, cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas, así como la fuente y composición de aminoácidos de las proteínas pueden tener un impacto significativo en la longevidad y la salud metabólica.

Así, por ejemplo, la metionina o los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA), están asociados con la regulación de la vida útil de las proteínas y el metabolismo a través de múltiples mecanismos por lo que podrían tener también un papel importante en el envejecimiento. 

Sin embargo, la desnutrición, incluida la sarcopenia y fragilidad debido a la ingesta inadecuada de proteínas es perjudicial para la longevidad.


La desnutrición, incluida la sarcopenia y fragilidad debido a la ingesta inadecuada de proteínas es perjudicial para la longevidad


Como ni la restricción calórica ni la distribución de macronutrientes explican por sí solas, o al menos hasta el momento, las diferencias o los beneficios encontrados en la prevención de ciertas patologías y en la longevidad, los micronutrientes y determinadas sustancias con papel antioxidante y/o antiinflamatorio han sido el objeto también de diferentes estudios para valorar sus posibles en la prevención de la aparición de determinadas patologías relacionadas con la edad o en la longevidad.

Así se ha realizado estudios con ácidos grasos omega-3, polifenoles y fitoquímicos como la curcumina, el resveratrol, la quercitina, … Pero todavía se requiere de más investigación para poderlo vincular con recomendaciones alimentarias. Debe considerarse además sus posibles efectos sinérgicos, así como también el posible papel de la microbiota en la utilización o modificación de dichos compuestos.

¿Nos podemos quedar entonces con algún consejo o recomendación general sobre dieta y envejecimiento?

Tenemos algunas pistas pero se requiere todavía más información para poder trasladarlo a recomendaciones personalizadas. No obstante, tenemos próximo un patrón alimentario que reúne estas características, y que está basado en: una alimentación frugal, con alimentos vegetales, aceite de oliva como grasa principal, riqueza en micronutrientes. Que además opta por verduras de temporada, hierbas aromáticas y condimentos y que incluye además otra serie de aspectos relacionados con el estilo de vida como una vida activa, la socialización de las comidas o la promoción de la cocina a partir de productos frescos… Dieta Mediterránea.

 
 
Referencias:

Rizza W, Veronese N, Fontana L. What are the roles of calorie restriction and diet quality in promoting healthy longevity? Ageing Res Rev. 2014. 13:38-45

Kitada M, Ogura Y, Monno I, Koya D. The impact of dietary protein intake on longevity and metabolic health. EBioMedicine. 2019;43:632–640.

Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC
Comentarios
Deja un comentario