¿Por qué la logopedia es una de las profesiones del futuro?

19/05/2021
logopedia-profesiones-futuro Foto de Stocksy.

En los últimos años, los cambios introducidos en el plan de estudios y la ampliación de las perspectivas en el ámbito laboral han hecho que la logopedia sea una profesión que está experimentando un enorme crecimiento. De la situación actual de los logopedas, las opciones a nivel formativo y las oportunidades y salidas profesionales en el mercado laboral habló Neus Calaf, directora técnica del Colegio de Logopedas de Cataluña y del Consejo General de Colegios de Logopedas de España en el marco de la 1ª Feria Virtual de Empleo de la UOC.

Expertos sanitarios en entornos diversos

Los logopedas son profesionales sanitarios expertos en la prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la deglución, la audición y la lectoescritura. Desarrollan su actividad en el entorno sanitario, sociosanitario, educativo y socioeducativo, colaborando de forma multidisciplinar con otros profesionales de la salud, la educación y el ámbito social.

La diplomatura de logopedia nació como una pequeña carrera de 3 años y en aquel momento pocos podrían prever que un profesional de esta carrera pudiera decantarse por la vía de la investigación. Una posibilidad que ha venido de la mano del cambio a grado y del reconocimiento de la Logopedia como profesión sanitaria en la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias (LOPS).

El grado de Logopedia de la UOC, del que este año se gradúa la primera promoción, se realiza en coordinación con la Facultad de Ciencias de la Salud de Manresa (UVic-UCC), y está planteado como un programa formativo interdisciplinar y transversal que incorpora tanto asignaturas propias del ámbito social y educativo como de la rama de la salud.  

Buen posicionamiento en los rankings profesionales

Son muchos los indicadores de distinto tipo que demuestran que la logopedia es una profesión “al alza”. Así, y según el ranking Best Jobs que anualmente publica U.S. News & World Report y en el que se analiza la situación de las distintas profesiones a nivel internacional, la Logopedia está muy bien posicionada. Los datos correspondientes a 2020 la sitúan en el puesto número seis entre las profesiones sanitarias y en la octava posición en la categoría de “mejores trabajos”. La calificación media de todos los indicadores en los que se basa este ranking (salario, mercado laboral, perspectivas de crecimiento futuro, estrés en el trabajo y conciliación familiar y laboral) es de 7,5 sobre 10.

La logopedia ocupa el número seis del ranking Best Jobs sobre profesiones sanitarias.

En cuanto a la situación de la logopedia en España, los datos van en la misma línea que los reflejados en la encuesta norteamericana:

  • En el caso concreto de Cataluña, y según el informe de AQU Catalunya, a los tres años de graduarse, el 93% de los logopedas están trabajando, un porcentaje que, además, se ha mantenido por encima del 90% durante los últimos nueve años.
  • La tasa de afiliación a la Seguridad Social de los logopedas al cabo de un año de obtener la titulación es del 51,5%, y se incrementa hasta el 85,4% a los cuatro años. 
  • Otro aspecto destacable es la rapidez con la que estos profesionales encuentran su primer trabajo: el 63% de los que acaban la carrera tarda menos de tres meses en emplearse, mientras que sólo el 9% tarda más de un año.
  • Los contactos personales o familiares son la vía principal de acceso a ese primer trabajo (más de la mitad accede al mundo laboral por esta vía).

Contratos, áreas de trabajo y alta satisfacción

El 41% de los logopedas trabajan a tiempo completo a los tres años de graduarse, siendo la media de salario bruto mensual de 1.527 euros. El 47,1% cobra entre 1.000 y 2.000 euros al mes, mientras que un 17,6% supera los 2.000 euros mensuales.

Al igual que ocurre en la mayoría de las profesiones sanitarias, más de un tercio de los logopedas (el 35,7%) son autónomos a los tres años de graduarse. Asimismo, y según una encuesta del Colegio de Logopedas de la Comunidad Valenciana, el 57,8% de estos profesionales (independientemente de la edad) son autónomos en el momento actual.

El informe de AQU también refleja que la práctica de la logopedia resulta gratificante para la gran mayoría de los profesionales. Así, tres años después de graduarse, la sensación general que manifiestan es la de estar “muy satisfechos” con su trabajo. El análisis de los niveles de satisfacción desglosado en distintos parámetros identifica los “puntos fuertes” y las áreas de mejora en este sentido. Así, y en cuanto a la satisfacción respecto al contenido de la profesión, el nivel medio reportado es de 8,7 sobre 10; el de satisfacción general es de 8,5; y la satisfacción respecto a la utilidad de los conocimientos adquiridos puntúa con un 7,1. En la parte baja de esta medición están los niveles de satisfacción en relación a las perspectivas de mejora en su profesión (6,9) y al nivel de retribución (6,5).

Asimismo, una muestra de esa alta satisfacción es que el 89% de los logopedas que llevan tres años graduados manifiestan que repetirían la misma titulación, y también el hecho de que el 83% siga formándose una vez terminado el grado.

Respecto al tipo de actividades para las que hay más demanda de trabajo de estos profesionales, el análisis de las ofertas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) pone de manifiesto la variedad de ámbitos de actuación que caracteriza a la logopedia: 

  • Actividades sanitarias: 33%
  • Actividades de Servicios Sociales sin alojamiento: 22%
  • Educación: 18%
  • Actividades asociativas: 11%
  • Asistencia en establecimientos residenciales: 8%

El papel de los colegios profesionales

Las corporaciones colegiales de los logopedas de las comunidades en España se encuentran dentro del paraguas del Consejo General de Colegios de Logopedas (que aglutina todos los colegios autonómicos) y los Colegios Oficiales de Logopedas que hay en las distintas Comunidades Autónomas. Actualmente hay 14 colegios en toda España. En cuanto a la colegiación, es obligatoria en la mayoría de las autonomías

Estos colegios ofrecen una serie de servicios muy beneficiosos para los profesionales, entre los que destaca el seguro de responsabilidad civil (obligatorio para todas las profesiones sanitarias), asesoría de distinto tipo (laboral, fiscal, jurídica), formación continua, biblioteca, información actualizada sobre la profesión y -muy importante-, la bolsa de trabajo.

Así, en el caso del Colegio de Logopedas de Cataluña, la bolsa de trabajo permite definir los perfiles que más están demandando actualmente los contratantes, siendo el mayoritario el del centro multidisciplinar. También se buscan logopedas para trabajar en centros médicos, de logopedia, escolares y de atención temprana; así como en asociaciones, hospitales y clínicas dentales. La mayoría de las ofertas son de contratos a tiempo parcial y requieren el alta en autónomos (el 70%). El tipo de atención más requerido es a “niños, adolescentes y adultos”, siendo la demanda asistencial a bebés y a mayores minoritaria. 

Máster, doctorado… estudios con continuidad

El 43% de los graduados en logopedia opta por realizar estudios de posgrado o máster; un 21% realiza cursos especializados; el 17% cursa otro grado (generalmente de Educación Infantil o Educación Primaria), mientras que el 2% se decide por hacer un doctorado. Esta cifra es especialmente significativa, ya que hasta hace poco prácticamente ningún logopeda contemplaba este tipo de formación.

Tanto este interés por el doctorado como la matriculación en másters en áreas más especializadas reflejan claramente el cambio de rumbo experimentado por la formación de estos profesionales en los últimos tiempos.

En el caso del doctorado, supone a la vez una vía de acceso a formarse como futuro investigador en el ámbito de la logopedia y también una posible salida profesional. Esta posibilidad ha venido de la mano del importante cambio experimentado en el planteamiento académico de esta carrera, el cual ha favorecido una mayor concienciación de que la logopedia es una área de conocimiento científico y técnico y, por lo tanto, debe generar evidencia, abriéndose así la puerta a estos profesionales para desarrollar la faceta investigadora de esta profesión.

Hoy en día hay una mayor concienciación de que la logopedia es una área de conocimiento científico y técnico que debe generar evidencia.

Es importante que ese enfoque hacia la investigación se tenga cada vez más en cuenta, instando a los estudiantes a que utilicen la evidencia científica y la investigación como herramientas para aplicar en la práctica. En esta línea, el plan de estudios del grado de Logopedia de la UOC incluye las siguientes asignaturas relacionadas con la investigación: Bases para la investigación; Práctica basada en la evidencia; Métodos de investigación en Logopedia, Práctica II (opción investigación) y TFG). Además, a lo largo del programa también se trabajan las competencias de práctica basada en evidencias de manera transversal. 

El logopeda en el ámbito educativo: presente y futuro próximo

Actualmente, la ley no permite que un profesional no docente trabaje en un centro educativo para desarrollar actividades de prevención, evaluación y tratamiento de los trastornos del lenguaje y la comunicación, y la única vía de acceso es cursar el grado de Educación Primaria

Sin embargo, puede que esta situación cambie en un futuro más o menos próximo ya que entre las enmiendas a la ley de educación, actualmente en revisión, hay varias que reconocen la necesidad de apoyo educativo a los niños con trastornos de la comunicación y el lenguaje y contemplan que ese apoyo sea llevado a cabo por especialistas. Concretamente, una de estas enmiendas se refiere de forma explícita a los logopedas como los profesionales encargados de realizar esta labor. Habrá que ver cuál va a ser el recorrido de estas enmiendas y el desarrollo normativo de la ley.

De cara a una potencial integración de la logopedia en el ámbito educativo, estos profesionales deberían tener un rol importante en los apoyos intensivos, mientras que en los apoyos más universales su papel estaría más enfocado hacia la asesoría del personal docente. 

Asimismo, si finalmente se logra este objetivo, “probablemente será necesario que los logopedas adquirieran formación especializada -por ejemplo, un máster en Educación- que les permita poder conocer mejor el contexto educativo”, asegura Neus Calaf, directora técnica del Colegio de Logopedas de Cataluña y del Consejo General de Colegios de Logopedas de España. En esta línea, el plan de estudios del grado de Logopedia de la UOC incluye una mención educativa enfocada a potenciar ese posible rol de estos profesionales en el ámbito de la Educación y el máster universitario de Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje, dirigido a la intervención educativa. 

Recupera la sesión ‘El ejercicio de la logopedia y los colegios profesionales’, llevada a cabo en el marco de la 1ª Feria Virtual de Empleo de la UOC: 

Autor / Autora
Redactora colaboradora experta en temas de Salud
Comentarios
Deja un comentario