“Las dietas cualitativas han demostrado una pérdida de peso mayor y sobre todo sostenible en el tiempo”

30/10/2019
¿Qué son las dietas cualitativas? ¿Por qué funcionan mejor para perder peso que las dietas restrictivas? La dietista-nutricionista Diana A. Díaz Rizzolo, profesora colaboradora del Máster Universitario en Nutrición y Salud de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC e investigadora en diabetes y obesidad en el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer lo explica en esta entrevista.

El manejo y control de la obesidad es complejo y debe ser abordado de forma multifactorial. La nutrición es un pilar fundamental para su control y el tipo de alimentación es una pieza imprescindible para lograrlo. De todas las dietas, las cualitativas están resultando ser muy efectivas para la pérdida de peso. Pero ¿en qué consisten?¿Por qué son más efectivas que las restrictivas? Hemos entrevistado a la dietista-nutricionista Diana A. Díaz Rizzolo, profesora colaboradora del Máster Universitario en Nutrición y Salud de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC e investigadora en diabetes y obesidad en el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer, quién impartió este mes el Healthy Workshop: Modificación de patrones dietéticos para la prevención de la obesidad y a diabetes tipo 2, organizado por los Estudios de Ciencias de la Salud.

Y esto es lo que nos ha contado…

¿Qué son las dietas cualitativas?

Cuando en vez de centrar nuestro foco en las calorías (kcal), lo enfocamos en mejorar la calidad de los alimentos que consumimos, la dieta deja de ser restrictiva y pasa a ser una dieta cualitativa. Disminuir la densidad calórica a través de evitar el consumo de alimentos ultraprocesados, facilitar las cocciones o utilizar alimentos naturales y no precocinados, por ejemplo, son algunas de las estrategias de las dietas cualitativas. 

¿Cuáles son las principales dietas cualitativas? 

Las dietas cualitativas más conocidas son: la dieta mediterránea, la dieta DASH, las dietas vegetarianas o veganas y la dieta paleo o paleolítica. Todas, a excepción de la dieta paleo por falta de estudios rigurosos pendientes de realizar, han demostrado una pérdida de peso mayor y sobre todo sostenible en el tiempo, ya que inducen en el sujeto un cambio de estilo de vida en vez de un régimen estricto.


«Las dietas cualitativas más conocidas son: la dieta mediterránea, la dieta DASH, las dietas vegetarianas o veganas y la dieta paleo»


¿Por qué las dietas con modificaciones cualitativas son más efectivas para la pérdida de peso que las dietas restrictivas?

Es importante tener en cuenta que el proceso de alimentación de los humanos no es exclusivamente un acto de supervivencia sino que son decisiones que se hacen e involucran el hedonismo (a través del gusto, olfato y textura), el estado emocional (permanecer en un estado de ansiedad o el sentirse relajado forman parte de las decisiones que tomamos respecto a la alimentación), la situación que nos rodea (si estamos de celebración, si comemos mirando la televisión, con prisa, etc.), entre otros.

Por todo ello, es difícil centrar nuestro objetivo en contar calorías en un contexto como el que hemos nombrado ya que, son muchos los estudios que concluyen que las dietas restrictivas son muy complejas de seguir a largo plazo y el porcentaje de abandono es muy elevado.


«Las dietas restrictivas son muy complejas de seguir a largo plazo y el porcentaje de abandono es muy elevado»


Nos puedes explicar brevemente el estudio sobre calidad de la dieta y la microbiota intestinal 

Realizamos un estudio observacional con 200 individuos. En este trabajo concluimos que, a pesar de que existiera obesidad (que ya sabemos que se relaciona con más morbimortalidad), una dieta saludable y las poblaciones de microbiota intestinal que observamos cuando los sujetos seguían ese patrón nutricional eran más importantes. Vimos que estos factores (dieta+microbiota) producen un efecto preventivo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, independientemente que los sujetos tuvieran obesidad. 

Se recomienda la restricción de carnes rojas y procesadas como fuente proteica para prevenir y tratar la diabetes ¿pero qué recomendaciones hay sobre el pescado?

Exactamente. En general, el consumo de carnes debería reducirse al máximo, prestando especial atención a carnes rojas y procesadas. Con el pescado no lo tenemos tan claro, ya que los estudios observacionales presentan datos contradictorios. Esto puede ser debido a que existe una gran diferencia entre el pescado blanco y el azul. De hecho, el pescado más graso, el azul, es el que ha demostrado tener un efecto protector contra ciertas enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2.

Un estudio reciente en el que participas ha demostrado que consumir sardinas 2 veces por semana reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, ¿qué propiedades tiene este pescado para ayudar en la prevención de la diabetes tipo 2?

Elegimos la sardina para nuestro estudio porque es el pescado que contenía más ácidos grasos omega-3 y taurina. Y además de ser un pescado de tamaño pequeño, asequible y accesible que presenta las menores concentraciones de mercurio. 


«Elegimos la sardina para nuestro estudio porque es el pescado que contenía más ácidos grasos omega-3 y taurina»


Creemos que los efectos saludables que encontramos con el consumo de sardina 2 veces por semana durante un año son debidos a un conjunto de nutrientes muy presentes en este animal, como ya hemos dicho EPA y DHA (omega-3), el aminoácido, la taurina, pero también calcio, vitamina D, vitamina B12, entre otros. Estos nutrientes consumidos de forma aislada, como suplemento, no han podido demostrar los mismos efectos. Por ello creemos que es una sinergia entre todos los nutrientes.

Otro estudio en el que participas confirma las propiedades beneficiosas de la quinoa. ¿Cómo se hizo este estudio? ¿Qué beneficios posee y a qué nutrientes se deben?

Se realizó un estudio piloto en el que monitorizamos a los participantes durante un mes en su día a día habitual y, posteriormente, modificamos su dieta sustituyendo todos los cereales, harinas, tubérculos y legumbres por quinoa y sémola/harina de quinoa. Observamos que, a pesar de tener la misma dieta, con el único cambio de la procedencia de esos carbohidratos complejos que ya consumían, presentaban un patrón de variaciones de glucemia menores que su dieta habitual. Por ello, concluimos que incluir la quinoa y, sobre todo, utilizarla como sustituto de otros cereales, tubérculos u harinas comúnmente consumidos podría ser beneficioso para la población con riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Referencias:

Díaz-Rizzolo DA.  Healthy dietary pattern and their corresponding gut microbiota profile are linked to a lower risk of type 2 diabetes, independent of the presence of obesity. Clin Nutr. 2019 Mar 4. pii: S0261-5614(19)30089-5. doi: 10.1016/j.clnu.2019.02.035

Gordillo-Bastidas, Díaz-Rizzolo D, Roura, Massanés and Gomis. Quinoa (Chenopodium quinoa Willd), Health Benefits: An Integrative Review Journal of Nutrition & Food Sciences from Nutritional Value to Potential

Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC
Comentarios
Deja un comentario