Salud de la mujer: ¿cómo afrontar una menopausia precoz?

22/09/2021
Foto: Puwadon Sang-ngern en Pexels.

¿Cuáles son las distintas etapas de la vida de la mujer? ¿Qué factores hay que tener en cuenta para mantener un estilo de vida saludable en cada una de ellas? ¿Cómo hacer frente a una menopausia precoz? Estas son algunas de las cuestiones que se abordaron en el webinar Fisiología y Estilos de Vida Saludable de la Mujer, una sesión organizada en el marco de la nueva especialización de Fisiología y Estilos de Vida Saludable de la Mujer de la UOC —dirigida por la profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC Marta Massip-Salcedo—, con el objetivo de promover la formación y la innovación en este ámbito.

Durante la jornada, el Dr. Francisco Carmona, doctor científico en Women’s CD y jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Clínic de Barcelona, y Carla Romagosa, creadora de la página web Carla Romagosa – El poder de la Menopausia y alumni del máster universitario en Nutrición y Salud de la UOC, hablaron de los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer a lo largo de su ciclo vital y apuntaron algunos consejos para enfocar una menopausia precoz.

La mujer: una realidad cambiante a lo largo de la vida

El Dr. Francisco Carmona centró su ponencia en hablar de los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer a lo largo de su vida, así como de las diferencias biológicas evidentes que hay entre las mujeres y los hombres. “La mujer, a diferencia del hombre, cambia mucho más a lo largo de su vida: se embaraza, hace de madre, hace de puntal de su familia y sigue trabajando”, explicó el doctor. Y añadió: “Como médicos debemos ser conscientes de estas diferencias para ser capaces de cuidar a las mujeres a lo largo de su ciclo vital”.

Carmona explicó que las etapas de la vida de una mujer se dividen en la adolescencia, la edad adulta temprana o juventud, la edad adulta media o madurez y la edad adulta tardía o senectud. Todas ellas están condicionadas por distintos factores biológicos y están condicionadas a las diferentes culturas. Sin embargo, es en la edad adulta cuando llegan el mayor número de cambios hormonales, ya que la mujer ya ha llegado al mayor crecimiento y desarrollo físico y psicológico. “La edad adulta temprana es la edad reproductiva de la mujer y los cambios que se experimentan en este periodo responden al mantenimiento del cuerpo y a sus necesidades, así como para dar lugar al embarazo”, relató Carmona.

Sin embargo, el doctor destacó que la edad media de la maternidad se está retrasando a causa del contexto social. “A pesar de saber que en estas edades hay más problemas para concebir el embarazo, la edad media del primer hijo cada vez es más tardía y la proyección es que dentro de 20-25 años se llegue a la media de 33 años en España, que es una edad muy alta. En estas edades la carga folicular va disminuyendo: cada vez las mujeres tienen menos óvulos, son de menor calidad y cada vez es más difícil conseguir una gestación”, aseguró el experto en ginecología.

Para terminar su charla, el doctor puso hincapié en la última etapa de la vida de la mujer: la menopausia. “De la edad media a finales del siglo XIX, menos del 30% de las mujeres llegaban a la menopausia porque fallecían antes. Afortunadamente hoy en día esto ha cambiado significativamente: la esperanza de vida a los 65 años ha aumentado mucho y gracias a ello actualmente la menopausia es una de las etapas más largas de la vida de la mujer”, concluyó Carmona.

Insuficiencia ovárica prematura: causas y consecuencias

Por su parte, la divulgadora sobre nutrición y menopausia Carla Romagosa habló de la insuficiencia ovárica prematura (IOP) y ofreció una serie de recomendaciones para hacer frente a una menopausia precoz a partir de su experiencia personal. La insuficiencia ovárica prematura ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar normalmente antes de los 40 años. Esto hace que los ovarios de la mujer no produzcan cantidades normales de la hormona estrógeno ni liberen óvulos regularmente.

Para hablar de esta patología ginecológica, Romagosa hizo referencia a los resultados preliminares de la base de datos de Insuficiencia Ovárica Prematura en España de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia. “En España la edad media de diagnóstico de la IOP en mujeres es de 36,54 años con un índice de masa corporal de 24,71 mg/m2. Aún así, hasta que una mujer es diagnosticada de esta patología pasan de media 4,22 años”, relató la ponente. Y añadió: “En ser diagnosticadas, el 82% de las mujeres presenta síntomas climatéricos (insomnio, ansiedad, ciclos menstruales irregulares, incremento de la sudoración, irritabilidad, cefaleas, etc.), el 8,6% una enfermedad autoinmune, el 13,9% factores de riesgo cardiovascular, el 22,6% una historia oncológica y el 20,7% presentan un historial familiar de IOP”.

Las causas de la IOP pueden ser varias. Aun así, en el 52% de los casos son idiopáticas, de manera que no se conocen exactamente los motivos de por qué se produce la patología. El 30% son iatrogénicos (a consecuencia de la quimioterapia), el 9% por enfermedades autoinmunes, el 5% por alteraciones del cariotipo y el 5% por el síndrome del cromosoma X frágil.

En cuanto a las consecuencias a largo plazo, la IOP puede derivar en alteraciones cognitivas (pérdida de la memoria y mayor riesgo de demencia), riesgo cardiovascular, impacto en la salud mineral ósea (osteopenia, osteoporosis), problemas en la sexualidad (sequedad, irritación vagina o prurito), impacto en el bienestar psicológico y en la fertilidad, riesgo de enfermedades autoinmunes y tiroides, así como una disminución de la esperanza de vida.

Claves y factores a tener en cuenta para hacer frente a una menopausia precoz

Romagosa concluyó su ponencia destacando algunas claves y factores a tener en cuenta para hacer frente a una insuficiencia ovárica prematura y mantener un estilo de vida saludable en esta etapa de la vida.

  1. Terapia hormonal. Es recomendable iniciar una terapia al inicio de la menopausia y llevarla a cabo durante un mínimo de 10 años después del diagnóstico de la IOP. Con una mínima dosis eficaz, se consigue una mayor protección cardiovascular y ósea, estabilidad psicológica y emocional y una mejora del insomnio.
  2. Terapia psicológica. Esta terapia mejora los síntomas vasomotores y psicosexuales que no pueden aliviarse por completo con el tratamiento hormonal de la menopausia, ya que se trata de una patología que llega de manera abrupta y causa muchos trastornos en la salud de la mujer.
  3. Asesoramiento nutricional. Además del tratamiento hormonal, es importante llevar un estilo de vida saludable y seguir una dieta antiinflamatoria y rica en prebióticos y probióticos, triptófano, magnesio, vitamina B6 y vitamina D. En paralelo, es necesario controlar el peso y estar alerta, como profesionales de la salud, sobre la posible aparición de un TCA, puesto que la menopausia a temprana edad, puede resultar un gatillo.
  4. Movimiento. Es imprescindible mantenerse activa en esta etapa de la vida. Para ello, hay que alternar el ejercicio físico gravitatorio (estiramientos, fuerza, cardiovascular, microimpactos) y el ejercicio no gravitatorio (natación, relajación, cardiovascular, muscular) con una vida sexual activa.
  5. Descanso. Los despertares durante la noche o tempranos por la mañana pueden derivar en un aumento de peso, en diabetes, trastornos cardiovasculares, hipertensión arterial y otras patologías neurodegenerativas o incluso el cáncer. Por ello, además del tratamiento farmacológico es primordial aprender a llevar una terapia cognitiva conductual del insomnio (TCCI) para modular el estrés y reaprender hábitos y rutinas del sueño para descansar correctamente.
  6. La maternidad. Si la mujer no ha sido madre, el diagnóstico de la IOP es impactante y demoledor, de ahí la necesidad de un acompañamiento integrativo. Todas las pacientes que son diagnosticadas con esta patología pueden asesorarse sobre las distintas opciones de maternidad que existen como, por ejemplo, la vitrificación temprana de ovocito o la donación de ovocitos. Aun así,  no se debe descartar del todo la posibilidad de tener embarazos espontáneos.
  7. Comunidad. En general las mujeres con IOP se sienten muy solas y, por ello, cada vez existen más grupos de apoyo. Es muy importante que las mujeres se relacionen con otras que se encuentran en la misma situación y compartan experiencias y vivencias, tengan una ocupación creativa (un hobbie, escribir un libro, hacer cerámica, emprender un negocio, por ejemplo) y que practiquen deportes en equipo.
  8. Crecimiento personal. En general todas las mujeres tienden a estigmatizar la menopausia y darle un componente muy negativo. Sin embargo, esta etapa de la vida representa una buena oportunidad para el crecimiento personal y para descubrirse más a una misma.

Recupera las ponencias completas del Dr. Francisco Carmona y Carla Romagosa en el marco del webinar Fisiología y Estilos de Vida Saludable de la Mujer aquí:

Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud y de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación.
Comentarios
Deja un comentario