«La mamografía es la mejor prueba para detectar el cáncer de mama»

17/10/2019
Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama (19 de octubre), desde los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC hemos entrevistado a la Dra. Carmen Vidal, coordinadora del programa de Cribado del Instituto Catalán de Oncología (ICO) / IDIBELL, quien nos ha explicado los síntomas del cáncer de mama, los principales factores de riesgo y nos ha dado unos consejos para prevenirlo.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres y el que más muertes produce. En España, se diagnostican 32.825 casos cada año, lo que representa el 28,7% de todos tumores en las mujeres y causa 6.421 muertes cada año, según datos del mes de mayo del The Global Cancer Observatory – IARC. El cáncer de mama también se presenta en los hombres, pero su frecuencia es mucho menor. El cáncer de mama tiene actualmente una supervivencia alta del 86,5% a los cinco años del diagnóstico.

En España se diagnostican casi 33.000 casos de cáncer de mama cada año, ¿es una cifra alta respecto a otros países?

El cáncer de mama es un tumor que está relacionado con el desarrollo socioeconómico de los países. Los factores de riesgo, tanto los modificables como los que no lo son, están asociados con la adopción del estilo de vida occidental. Por eso, su incidencia es más alta en Europa, EEUU, Canadá o Australia que en África, América Latina o Asia.

España, como país desarrollado, tiene una incidencia alta con respecto a mundo, e intermedia con respecto al resto de Europa. Sin embargo, debido al diagnóstico precoz, los avances en el tratamiento y a que disponemos de un buen sistema de salud, tenemos la tasa de mortalidad europea por cáncer de mama más baja. Algo estamos haciendo bien.

España, como país desarrollado, estaría situada a la cabeza mundial en incidencia de cáncer de mama.  Respecto a Europa, estaría en  punto intermedio pero con una mortalidad más baja

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?

El más conocido es la presencia de un bulto o nódulo palpable en la mama, pero también hay que vigilar cambios en la piel (enrojecimiento, que tenga un aspecto de piel de naranja o que aparezca alguna alteración en la piel del pezón). Otros síntomas son los cambios en el aspecto del seno como, por ejemplo, que aparezcan hoyuelos, que el pezón se invierta o que se detecten cambios la simetría entre las dos mamas. También puedes ser un síntoma   que al levantar los brazos una mama se quede retrasada con respecto a la otra y se desplace menos. Y finalmente, las secreciones anormales por el pezón, sobre todo, la aparición de sangre.

 Los factores de riesgo, tanto los modificables como los que no, están asociados con el estilo de vida occidental

¿Y el dolor?

El dolor como síntoma de cáncer de mama es difícil de valorar porque las mamas duelen frecuentemente. Hablaríamos del dolor persistente que no tiene un comportamiento cíclico como el asociado a los ciclos menstruales. Sobre todo si se asocia a alguna de las alteraciones descritas anteriormente.

¿En qué zona del seno suele aparecer más frecuentemente el cáncer de mama?

El cáncer de mama aparece más frecuentemente en el cuadrante supero-externo, es decir, en la zona más próxima a axila y hacia arriba, pero puede parecer en cualquier zona de la mama.

¿Se habló durante tiempo que algunos desodorantes y antitranspirantes podrían provocar cáncer?

No existe evidencia de que ni los desodorantes, ni el aro de los sujetadores estén asociados con el cáncer de mama. Habitualmente son bulos o fake news basadas en hipótesis no comprobadas.

¿Cuál es el tipo de cáncer de mama más frecuente?

Es el adenocarcinoma, especialmente un subtipo de cáncer que expresa receptores hormonales. Determinar si expresan receptores hormonales es importante, porque aquellos que los expresan responden mejor a la hormonoterapia.

No existe evidencia de que ni los desodorantes, ni el aro de los sujetadores estén asociados con el cáncer de mama

¿En qué edades se desarrolla este tipo de cáncer de mama?

Aunque pueden aparecer en cualquier momento, la incidencia aumenta con la edad. Es más frecuentes a partir de los 50 años, más o menos después de la menopausia, y por eso es el que más frecuentemente se diagnostica en los programas de detección precoz.

¿Qué factores determinan la aparición de cáncer de mama?

Existen dos tipos de factores que incrementan el riesgo de tener un cáncer de mama. Algunos son inmodificables como la herencia, la edad, la densidad mamaria  o las hormonas. Otros sin embargo, los podemos cambiar y con ello prevenir el cáncer de mama.

¿Cómo influyen las hormonas en el riesgo de cáncer de mama?

La mama es un órgano que está sometido al efecto de las hormonas durante toda la vida. Empieza a desarrollarse en la pubertad, alcanza la madurez después del embarazo y la lactancia e involuciona en la menopausia. Mientras tanto, con cada ciclo menstrual la mama sufre modificaciones bajo el influjo de los estrógenos y la progesterona Por eso algunos factores de riesgo se asocian a una exposición más prolongada de la mama a estas hormonas son: la menarquía precoz, la menopausia tardía, no tener hijos o tenerlos a una edad avanzada.

La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama. El riesgo se reduce un 4% por cada 12 meses de lactancia materna. No se sabe bien a que se debe, aunque una hipótesis es que la cause el cambio en el ambiente hormonal con un predominio de la progesterona sobre los estrógenos.

Las hormonas que se emplean para reducir los síntomas de la menopausia aumentan el riesgo de cáncer  Se deben tomar el menor tiempo posible y en cualquier caso consultar con el ginecólogo el beneficio y el riesgo de su consumo.

¿Cuáles son los factores de riesgo de cáncer de mama que podemos modificar?

La obesidad, especialmente el incremento de peso a lo largo de la edad adulta y sobre todo la acumulación de grasa abdominal.

La dieta hipercalórica rica en carne roja  aumenta el riesgo. Por eso es conveniente llevar una dieta equilibrada rica en frutas y verduras también para prevenir el cáncer de mama.

La vida sedentaria.

El alcohol, su consumo aumenta alrededor del 10% el riesgo en mujeres a partir de una o dos bebidas al día.

El tabaco.

Las radiaciones de ionizantes sobre el tórax (por ejemplo, personas que han tenido un linfoma en la infancia y se han sometido a radioterapia)

Algunos contaminantes ambientales, aunque todavía están en estudio.

La lactancia materna es un factor protector, que además de ser beneficioso para el niño también lo es para la madre

¿Nos podría dar unos consejos para prevenir el cáncer de mama?
  • Hacer ejercicio físico y mantener una dieta saludable para evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • No beber alcohol.
  • No fumar.
  • Evitar, si se puede, el tratamiento sustitutivo de la menopausia.
  • Y si se tiene la oportunidad, dar lactancia materna.
¿Qué papel juega la genética en el desarrollo de esta enfermedad?

El cáncer es una enfermedad de los genes, es ese sentido es una enfermedad genética, pero eso no quiere decir que sea siempre hereditaria. Entre el 85% y el 90% de los cánceres de mama se deben al efecto de factores ambientales como los que hemos expuesto anteriormente. Algunas personas heredan de su familia  mutaciones genéticas que les confieren mayor predisposición al cáncer. Estas personas tienen un riesgo alto de desarrollar un cáncer de mama a lo largo de su vida. Pero solo un 5%-10% de los todos casos de cáncer de mama ocurren en personas con predisposición hereditaria al cáncer.

¿Qué mujeres tendrían más riesgo por mutaciones?

Las mujeres que han heredado alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2 tienen entre un 40 y un 80% más de riesgo de sufrir un cáncer de mama a lo largo de su vida y también tienen más riesgo de tener cáncer de ovario (entre el 10 y el 50%) sería el caso de Angelina Jolie. En estas mujeres las medidas de prevención y de detección precoz se han de adecuar a su riesgo.

Se sospecha que puede existir predisposición hereditaria al cáncer de mama cuando en una familia se agrupan muchos casos de cáncer de mama o de ovario; si el cáncer se diagnostica en una mujer muy joven, si una mujer tiene cáncer de mama y cáncer de ovario, si tiene cáncer de mama bilateral, y finalmente, si el afectado de cáncer de mama es un varón. En caso de sospecha se estudia la presencia de la mutación en el enfermo, y si se confirma la existencia de la mutación, se investiga a los familiares para identificar a portadores. La presencia de agrupación familiar de casos de cáncer no significa que se vaya a encontrar la mutación, a veces existe tipos de herencia poligénica que en general confiere menos riesgo.

 Las mujeres que han heredado alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2 tienen entre un 40 y un 80% más de riesgo de sufrir un cáncer de mama

 ¿Qué función tienen los estudios genómicos en la detección del cáncer de mama?

 Las plataformas de estudios genómicos no sirven para detectar cáncer de mama, tienen una finalidad pronóstica o predictiva. Permiten predecir el comportamiento futuro del tumor, sobre todo su sensibilidad a algunos fármacos, y personalizar el tratamiento. Suelen usarse para decidir si se debe añadir o no quimioterapia después de la cirugía.

Los estudios genómicos permiten predecir el comportamiento futuro del tumor y personalizar el tratamiento

¿Qué pruebas ayudan a detectar el cáncer de mama?

La mamografía es la única prueba que ha demostrado su validez para su uso en la detección precoz del cáncer de mama. Se utiliza como prueba de cribado, es decir, para buscar el cáncer en fase temprana en mujeres aparentemente sanas. Existen otras pruebas que permiten diagnosticar un cáncer de mama pero en general son complementarias a la mamografía o en mujeres con síntomas.

¿Y en el futuro se podrá detectar un cáncer de mama con un análisis de sangre?

Probablemente sí. Actualmente hay bastantes estudios sobre diagnóstico precoz de algunos tipos de cáncer mediante biopsia líquida. Es una técnica que permitirá detectar células tumorales o sus productos con un simple análisis de sangre.

¿Ayuda la autopalpación?

Es muy importante que las mujeres conozcan sus mamas para que sean capaces de identificar cualquier cambio lo más pronto posible. Que se las exploren en la ducha y las miren en el espejo. Pero como prueba de detección precoz, para disminuir la mortalidad por cáncer de mama, la autopalpación sola no es suficiente. En general genera muchos falsos positivos y los tumores que detecta son más grandes que los que se encuentran en las mamografías.

Autor / Autora

Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC

Comentarios

Raúl11/08/2020 a las 11:17 AM

Muy buena entrada, explicando cosas muy importantes.

El caso de cáncer de mama en hombres es muy bajo, solo el 1% pero no deja de ser significante que existe.

Y como comentas, muy importante el autoconocerse, es la base clase de un diagnóstico temprano.

Responder

Deja un comentario